Procedimientos e Instituciones Gubernamentales

Dada la interrelación del turismo con el resto de las actividades económicas y sociales, así como el carácter prioritario que le ha otorgado el Estado, un gran número de instituciones públicas inciden en la actividad reguladora del turismo. Pasemos a señalar las más importantes.

La Secretaría de Estado de Turismo

Dentro de las atribuciones que le otorga la ley 84 de 1979, que crea la Secretaría de Estado de Turismo, está la de orientar el diseño y construcción de todas las obras de infraestructura que requieren el desarrollo de los distintos proyectos turísticos, así como orientar los proyectos que se van a llevar a cabo en los distintos polos turísticos.

 
Su condición de organismo máximo regulador de todo el sector turístico queda evidenciado en los decretos relacionados con zonas turísticas prioritarias, en los que se le asigna funciones de control y supervisión (Decreto 226 de 1987).

La Oficina de Planeamiento y Programación es el departamento de la Secretaría de Turismo que se encarga de la evaluación de los distintos proyectos turísticos a desarrollarse en el país, así como de realizar estudios económicos, llevar estadísticas sobre los mismos, y otras labores de interés para el sector.


DEFINPRO

El Departamento de Desarrollo y Financiamiento de Proyectos, DEFINPRO, realiza las funciones que anteriormente recaían en el Departamento para el Desarrollo de la Infraestructura Turística (INFRATUR).

A partir de una reestructuración realizada en el Banco Central en el año 1993, los departamentos de INFRATUR y FIDE pasaron a formar este nuevo departamento. El departamento de INFRATUR fue creado en el año de 1971, con el objetivo de contribuir al entonces incipiente desarrollo turístico en la República Dominicana.

En este proceso se le asignan funciones vinculadas a la regulación de polos turísticos, como es el caso de los decretos 3134 de 1973 y 2901 de 1972, que asignan a INFRATUR las funciones de ejecución, supervisión y administración de las obras, así como la aprobación de proyectos de infraestructura turística en dos polos turísticos.

La razón de esta participación del Banco Central, a través de INFRATUR (DEFINPRO), en actividades turísticas, está motivada por la necesidad de esta institución de controlar los fondos que se reciben a nivel internacional para el financiamiento de la industria turística.