El Sector Turístico Dentro de los Programas de Financiamiento Internacional

El financiamiento internacional ha sido de vital importancia para el desarrollo turístico del país. Ya sea mediante ayudas o a través de créditos, las instituciones financieras y los distintos organismos internacionales han jugado un papel protagónico en los éxitos obtenidos por esta industria y su incidencia en el desarrollo económico de la República Dominicana. 

Es tal la importancia de esta ayuda, que en algunos casos el Estado Dominicano ha ampliado la extensión de determinados polos turísticos con la finalidad de beneficiarse del financiamiento internacional. A título de ejemplo, en uno de los considerando del Decreto 322 de 1991 se hace esta salvedad para justificar la ampliación del polo turístico de la Región Suroeste del país.

 
La convención de Lomé IV

La República Dominicana es signataria del Cuarto Convenio de Lomé suscrito entre la Comunidad Económica Europea (CEE), hoy Unión Europea, y los Estados ACP (África, Caribe y Pacífico) en el año 1989, y que tiene una vigencia de 10 años.

Además de ser un acuerdo de cooperación financiera y técnica, en él la Unión Europea otorga a la República Dominicana y al resto de los países ACP un trato comercial preferente, ya que los productos de estos países pueden entrar al mercado europeo libres de impuestos y sin ningún tipo de restricción cuantitativa. En lo relativo a turismo, el acuerdo reconoce la importancia que tiene este sector en las economías de los países ACP, proponiendo la aplicación de medidas y acciones destinadas a su desarrollo. Dentro de estas medidas tenemos:

La creación y el refuerzo de los centros de promoción turística; 

La educación y formación de grupos específicos de la población, y de organizaciones públicas y privadas activas en el sector turístico; 

La cooperación e intercambios intra-ACP en materia de formación, asistencia técnica y desarrollo de instituciones; 

El fomento de las inversiones privadas y en particular de las empresas conjuntas en el sector del turismo de los Estados ACP.

Además, en relación al turismo, la Convención de Lomé establece como objetivo y principio de cooperación el estímulo al desarrollo de las empresas, en particular, fomentando las inversiones ACP-CEE en el sector servicios para generar empleos, rentas y facilitar la transferencia de tecnología. El Centro de Desarrollo Industrial, CDI, ofrece toda la asistencia técnica necesaria para el desarrollo de estas inversiones conjuntas.

Como puede apreciarse, tanto a nivel nacional como regional, los recursos y ayudas establecidos en la Convención de Lomé IV podrían ser utilizados en el desarrollo del turismo.


El Banco Europeo de Inversiones

En un primer momento el BEI sólo otorgaba financiamiento dentro de la Unión Europea; pero en la actualidad ha ampliado su campo de acción a otros países no comunitarios, como los Estados ACP.

La industria turística dominicana puede beneficiarse de sus préstamos, subvencionados en excelentes condiciones, con período de gracia y a bajas tasas de interés, ya que una de sus áreas prioritarias es el Turismo.

Además, el BEI presta mucha atención a la pequeña empresa y facilita los contratos de colaboración joint ventures entre empresas europeas y las de los Estados ACP.


Banco Mundial

Como organismo multilateral que otorga fondos y financia proyectos en múltiples áreas de desarrollo, el Banco Mundial ha financiado importantes proyectos turísticos en la República Dominicana. Algunos de los polos turísticos de este país han sido financiados con préstamos del Banco Mundial. Por ejemplo, los proyectos turísticos de Playa Dorada y Playa Grande, en el Norte del país, fueron realizados con fondos del Banco Mundial (Resolución 40 de 1974, Resolución 522 de 1973 y la Resolución 141 de 1980).


Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

El BID, como institución financiera interesada en el desarrollo económico y social de los países en desarrollo de América, ha otorgado ayudas en beneficio del sector turístico del país.

En el año de 1971, mediante la Resolución 140, se realizó un estudio general sobre las acciones que tenía que emprender el Estado Dominicano para establecer un plan nacional para el desarrollo turístico en sus aspectos institucionales, legales y financieros. En este estudio se buscaba señalar cuáles debían ser los polos turísticos del país, así como otros aspectos claves tales como; protección de los recursos naturales, promoción de la industria turística y el desarrollo de los recursos humanos.

Este proyecto fue realizado con fondos suministrados por un convenio de asistencia técnica celebrado entre el BID y el Estado Dominicano y ejecutado por una firma consultora y de ingenieros de carácter privado.