El Sector Privado Dentro del Turismo

Inversión Nacional y Extranjera
Hasta principios de los años 60 el sector público controlaba casi la totalidad del escaso mercado turístico.

El Estado era el propietario de la mayor parte de los hoteles que había en el país. encontrándose éstos bajo el control de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio.


Posteriormente, mediante el Decreto 30 de 1963, la administración de estos hoteles pasó a la Dirección Nacional de Turismo, que la otorgó a la Corporación de Fomento de la Industria Turística, de acuerdo con el Decreto 2330 de 1972.

Los beneficios de las leyes de promoción, así como la creación de polos turísticos y el otorgamiento de créditos incidirán en el surgimiento de proyectos turísticos de capital privado.

El incentivo a la inversión extranjera en esta industria, declarada de prioridad, va a producir excelentes resultados.


Sus iniciativas
Al Sector Privado le ha tocado el importante papel de complementar la labor realizada por el Estado en el afianzamiento del potencial turístico de la República Dominicana, para lo que ha tenido iniciativas en áreas tan distintas como la realización de obras de infraestructura y de promoción en el extranjero.


Construcción de Infraestructura
Aunque esta labor ha sido realizada casi en su totalidad por el sector público, se han dado casos en los que el sector privado ha participado en dichas obras.

Por lo general estos casos se dan en contratos por los que el Estado vende alguna parcela o terreno de su propiedad a una empresa privada para que ésta desarrolle un proyecto turístico. A cambio de conseguir esa propiedad a un buen precio, la empresa se compromete a realizar obras de infraestructura que la benefician a ella y a la comunidad más próxima al proyecto. Estas obras de infraestructura pueden ser: mejorar las condiciones de la playa, realizar obras de dragado, realizar aportes al Estado para la mejora del sistema de alcantarillado sanitario y pluvial, traer nuevas líneas eléctricas, y otras más.


La promoción Internacional Privada
El objetivo principal es el mercado exterior, aunque durante la temporada de baja afluencia turística se realizan ofertas promociónales destinadas al mercado dominicano.

Esta labor promocional se realiza en las agencias de viajes en el exterior y mediante la elaboración de brochures sobre las características y facilidades que ofrecen los complejos turísticos, así como los atractivos del país.

La Ley 105 de 1987 establece la obligatoriedad de incluir en toda propaganda turística la advertencia de que en la República Dominicana está prohibido el tráfico, posesión y consumo de drogas.

En septiembre de 1997 el Estado Dominicano y el Sector Privado firmaron un Acuerdo mediante el cual se comprometen a unir sus esfuerzos en la labor promocional y publicitaria de la República Dominicana en el Extranjero. En este sentido acordaron asistir de modo conjunto a determinadas ferias nacionales e internacionales.