Sucursal/Branch

Existe la posibilidad para los inversionistas extranjeros de establecer una sucursal en la República Dominicana.

Para disfrutar de los mismos derechos que se le concede a una compañía dominicana y para asegurar el cumplimiento de todas las formalidades de operar exigidas a una sucursal en el país, se recomienda la obtención de la autorización de domicilio.

La obtención del domicilio autorizado le permite a la sucursal en caso de litigio, llevar una causa civil o comercial sin tener que prestar la fianza judicatum solvi exigida a los extranjeros para poder actuar en justicia, ni tener que justificar en el mismo sentido, el ser propietario de bienes inmuebles en la República Dominicana, cuyo valor sea suficiente como para cubrir los costos legales y los daños y perjuicios que pudieran resultar de la causa.

La sucursal disfruta de los mismos derechos que se le reconocen a una compañía constituida en la República Dominicana y está sujeta a las mismas obligaciones.