Petróleo como fuente de energía

Periodico Hoy
Miercoles 3 de septiembre del 2008

SANTO DOMINGO La República Dominicana tiene una muy alta concentración del uso de petróleo como fuente energético, que alcanza alrededor del 80 por ciento, por lo que el principal esfuerzo del país debe ser el de continuar el proceso de diversificación de sus fuentes energéticas. Hay países como China que sólo dependen del petróleo en alrededor de un 20 por ciento. Mientras mayor es la dependencia del petróleo, el costo de la energía resulta más cara.

No obstante, en el caso de la generación eléctrica el país ha logrado algunos avances en el proceso de diversificación, ya que en el año 2000 ésta dependía en un 90 por ciento de derivados del petróleo, pero en la actualidad esa dependencia se ha reducido a un 47 por ciento. Esto ha sido posible gracias a la generación de AES con gas natural y carbón, que entre ambas representan el 38 por ciento, y la generación hidroeléctrica, que es de 15 por ciento. En el caso del gas natural se ha planteado que es el combustible más eficiente, barato y amigable con el medio ambiente.

Las proyecciones de AES Dominicana es que el consumo de este combustible pasará en el país de 20 millones de BTU en el presente año a cerca de 45 millones en el 2015. Como una manera de poner en evidencia el impacto que tiene el proceso de diversificación en los precios de la energía, en  un documento preparado por AES Dominicana, aparece un cuadro comparativo en el que se indica que mientras en junio del 2008 el precio de la energía  producida por Andres-Edeeste con gas natural era de 12.1 centavos  de dólar el kilovatio hora,  el de las DPP-Edeeste, también con gas natural, era de 14.2 centavos  y el de ITABO, con carbón, era de 10.3 centavos.  Mientras que el precio promedio de la energía en el mercado spot fue de 20.2 centavos de dólar.

 No obstante, en el documento se plantea que el precio del mercado spot en la República Dominicana no es el más caro. Según se indica, este precio es más alto en países como Chile, Nicaragua, Panamá y Jamaica, aunque es es bajo en Puerto Rico, El Salvador y Guatemala. En cuanto a los precios de los contratos en el país, el  informe indica que están por debajo del precio spot y no sigue los del petróleo, contrario a los mercados de Centroamérica que mantienen contratos IPP. Según el informe, el precio de los contratos son más bajos en Puerto Rico, El Salvador y Guatemala, pero son más altos en Chile, Nicaragua, Panamá y Jamaica. En cuanto a las tarifas, el estudio hace una comparación entre seis países de América Latina, según la cual éstas son más altas en Jamaica, Panamá y Guatemala, pero son más bajas en Nicaragua y El Salvador. Con relación a los países del Caribe, el informe indica que las tarifas promedios al consumidor final son más caras que en la República Dominicana en Trinidad, Bonaire y San Martin, pero son más altas en el resto de los países, entre los cuales se incluye a  Bélice, Bahamas, Barbados, Curazao, Dominicana, Nevis.