Evaluación Sector Eléctrico

Listin Diario
Lunes 23 de julio del 2007

SANTO DOMINGO.-El presidente Leonel Fernández instruyó anoche a los miembros del sector eléctrico del gobierno para que hagan lo necesario y no se registren alzas en los precios de la tarifa por consumo de energía, sin importar que los precios de los combustibles hayan subido.

 La información la ofreció el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Radhamés Segura, luego de una reunión en el Palacio Nacional, donde señaló que la población debe ver que el gobierno está resolviendo el problema eléctrico de la República Dominicana.

“Sabemos que la tarifa eléctrica es alta, pero si fuéramos  a aplicar los incrementos de los combustibles, tendría que ser más alta. Sin embargo, el gobierno decide mantener la tarifa estática”, dijo. En la reunión de anoche también se ponderaron los alcances de las modificaciones a la Ley General de Electricidad que está en el Congreso Nacional y lo correspondiente a la demanda a que ha sido sometido el Estado por la TCW.

Se reunieron con el jefe de Estado también Ramón Jerez, en representación de la Comisión Nacional de Energía;  Francisco Méndez, superintendente de Electricidad, y los representantes de las distribuidoras de energía del Sur, Norte y Este, además de la Empresa de Transmisión Eléctrica.

 El encuentro realizado en el despacho presidencial sirvió de escenario para analizar el comportamiento del primer semestre del año. “Se ha hecho una comparación entre el primer semestre del 2005 con el 2006 y en lo relativo al desempeño ha habido una mejoría en el suministro; se ha disminuido el orden de las pérdidas, aunque debe mejorar el índice de los cobros”, precisó Segura.

Dijo que en el primer semestre del 2005 las pérdidas para los sectores fueron de 38.7%  y en ese mismo período del 2007, de 34%, lo que significa un descenso.

 Segura significó que en el caso del índice de recuperación efectiva que está en los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y en el contrato con el Banco Mundial, se ha quedado por debajo de las expectativas, debido a que los cobros no han sido suficientes. “En el caso del suministro de energía, el mismo está en un 85%. Nosotros habíamos proyectado entre un 81 y 83%”, indicó el funcionario.

Explicó que entre el 49 y el 50% de los circuitos están recibiendo 24 horas de electricidad  y en otros 21 horas, mientras los que menos reciben, que son los que menos pagan, disfrutan de 18 horas, por lo que entiende que en términos generales las distribuidoras están en recuperación.

Hizo hincapié en que el plan de recuperación energética desarrollado por el Gobierno está en franca recuperación.

 En lo que se refiere a las empresas de transmisión, refirió que se ha visto que la autopista eléctrica es un hecho, porque hay entre 20 y 25 torres de 345 mil voltios y se trabaja en la subestación del Naranjo, de 345 mil voltios. Adujo que se trata de un proyecto de más de 160 millones de dólares que será terminado y puesto en funcionamiento en la presente gestión.

Explicó  que en el caso de los proyectos hidroeléctricos se trabaja en Pinalito, Brazo Derecho en las Barías y se está haciendo “una revolución” en el campo de las hidroeléctricas.

Al mismo tiempo añadió que se aportará en electrificación rural, donde hay más de 350 proyectos para dotar a toda la población de energía.

 La reunión entre el presidente Fernández y el sector eléctrico se extendió por más de tres horas. Inició a las cinco de la tarde y a las nueve de la noche hicieron un aparte para hablar con los periodistas en el salón Orlando Martínez. Posteriormente, continuaron reunidos con el jefe de Estado dando un vistazo pormenorizado a los trabajos que se han realizado en lo que va de año. Segura expuso que en todo el país ha habido una revolución en ese campo y se trabajará en el Artibonito, además de Manabao Bejucal.

 La intención del gobierno, según sus explicaciones, es que la población pueda contar con un suministro de electricidad permanente y destacó que se ha cerrado con un déficit cero, lo que significa que las obligaciones de las distribuidoras a las generadoras se están cumpliendo a cabalidad. Aunque, para qel Gobierno el aumento de los combustibles es un problema, según expuso.