Cámara Americana propone encarar el problema eléctrico sin demoras

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Cámara Americana de Comercio, Kevin Maning, planteó ayer que la solución al problema energético no puede seguir posponiéndose porque la crisis del sector no sólo está provocando problemas económicos a los sectores productivos, sino que ha incidido en el desenvolvimiento y en las actividades de toda la sociedad, afectando hasta los patrones de consumo.
Kevin Maning afirmó, en un discurso que pronunció al inicio de un seminario que organizó la Cámara, que el problema del sector eléctrico necesita de soluciones no sólo de corto plazo, sino de una verdadera reforma estructural de envergadura. El orador principal fue Rolando González Bunster, presidente del consorcio energético Macao.
En el evento, el director del Instituto de Energía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Luis Moreno San Juan, expuso que el costo de la energía de las generadoras a las distribuidoras está excedido en más de dos centavos de dólar el kilovatio.
En el evento, el director del Instituto de Energía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Luis Moreno San Juan, expuso que el costo de la energía de las generadoras a las distribuidoras está excedido en más de dos centavos de dólar el kilovatio.

Preocupación

Maning expuso que el problema del sector eléctrico ha impactado a cada uno de nosotros. El sector se encuentra en una situación preocupante, y las soluciones al problema no pueden continuar posponiéndose. La crisis del sector no solamente está provocando problemas económicos a todos los sectores productivos, sino que ha incidido significativamente en el desenvolvimiento y en las actividades, afectando hasta los patrones de consumo, de toda la sociedad dominicana'', indicó.
Enfatizó que el problema del sector eléctrico necesita de soluciones no sólo de corto plazo, sino de una verdadera reforma estructural de envergadura.
Manifestó que la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana considera que una solución justa y duradera a la actual crisis que enfrenta el sector eléctrico se encuentra en el más alto interés nacional.‘‘Nuestro país necesita contar con una oferta de energía confiable, estable y a precios competitivos. Estamos interesados en que el sector energético sea competitivo para que nuestro país sea competitivo'', puntualizó.
Expresó su creencia de que los retos enfrentados por el sector eléctrico tienen una naturaleza sistémica, y como tal requieren de una solución sistémica que involucre la participación y el consentimiento de todos los accionistas en el sector: compañías distribuidoras, generadores capitalizados, los generadores privados de energía, el Gobierno de la República Dominicana y los consumidores. Reconocemos que la situación actual es insostenible y que existe la necesidad de tomar acción inmediata.

LOS Precios

De su lado, Moreno San Juan expuso que los precios han sido manejados con grandes distorsiones en la base de la generación. Dijo que sin transparentar esos precios será imposible garantizar la sostenibilidad del sistema eléctrico dominicano.
Y puntualizó que esa transparencia sólo puede lograrse a través de tres puntos, que son la reducción de los costos de abastecimientos de las distribuidoras, la reformulación y transparentizacion de las tarifas con una tendencia a la baja en el orden del 18 al 21 por ciento, y aumentando los cobros por parte de las distribuidoras para situar el índice de cobros al menos en un 80 por ciento y el índice de cobrabilidad a un 95 por ciento.
Moreno San Juan abogó por la aplicación de un plan de 16 meses en el área de la distribución, con metas a llegar los cobros a un 95 por ciento de la energía servida y las pérdidas entre 20 y 30 por ciento de la producción. Pero entiende que con ‘‘tarifas exageradamente altas no favorecen la cobrabilidad''.