Subero advierte reforma causaría ‘choque de trenes’

Listin Diario
Jueves, 8 de Enero 2008

 

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Subero Isa, aseguró ayer que la creación de la Sala Constitucional, incluida el proyecto de Reforma a la Constitución de la República sometido al Congreso por el Poder Ejecutivo, provocará un ‘choque de trenes’ que dejará como consecuencia el desmembramiento  del Poder Judicial.

Indicó que si la reforma se aprueba en los términos propuestos con la existencia de tres tribunales supremos en un mismo país, eso  pondría en peligro la seguridad jurídica y la gobernabilidad democrática en la nación, por los inevitables conflictos que se producirían entre los poderes públicos y “básicamente entre los tribunales supremos que se pretende crear”.

“Se produciría lo que se conoce como ‘choque de trenes’. Si se crea la Sala Constitucional en los términos contemplados sería el único órgano en el mundo entero que con el nombre de Sala Constitucional no formaría parte de la Corte Suprema de Justicia. Honestamente seríamos el hazmerreír del mundo”, aseguró el magistrado que lleva doce años presidiendo la Suprema Corte de Justicia.

Subero precisó que una cosa es una reforma que persiga consolidar la independencia del Poder Judicial y contar con mayor institucionalidad, y otra es abogar por un proceso de debilitamiento y desmembramiento que disminuya su tradicional competencia jurisdiccional, actitud que dijo colocaría al país fuera del contexto Iberoamericano que cada día se encamina hacia el fortalecimiento de ese poder del Estado como guardián de constitucionalidad y centinela de la seguridad jurídica.

Subero Isa agregó que lo que jamás pensó fue en que la  segunda ola de reforma judicial estaría alimentada por fuertes vientos huracanados que la convertirían en un fenómeno climatológico comúnmente denominado tsunami, capaz de destruir la institucionalidad judicial lograda hasta el momento.

“Pero además ¿Ustedes saben cuál sería el costo en el primer año para la puesta en funcionamiento tanto de ese tribunal Constitucional, así como de la jurisdicción contenciosa administrativa que se pretende crear? Sería mayor a los RD$3,546,363,317.00 asignados al Poder Judicial”, dijo.

Al referirse al papel de los jueces y su independencia, Subero señaló que cada quien juzga lo juzgado por los magistrados según sus propios intereses personales, políticos, económicos, sociales, conveniencia o en base a la propia interpretación que de manera particular se les da a los hechos ocurridos.

Agregó que esa actuación es comprensible porque la disidencia es fruto de un proceso democrático, pero dijo que lo que es inadmisible e inaceptable “es que las decisiones de los jueces sean el resultado de presiones que provengan de su exterior, porque si eso ocurriera, acciones que nacen como legítimas, esas presiones contaminarían todo el proceso judicial y sus resultados, al quebrantar la conciencia del juez, las torna éticamente viciadas”. 

EL GRAN AUSENTE EN LAS CELEBRACIONES DE AYER
Por primera vez desde que se produjo la reforma judicial en 1997, el presidente Leonel Fernández no asistió ayer a los actos de celebración del Día del Poder Judicial. Su asistencia estaba en el programa, pero el mandatario delegó en el vicepresidente Rafael Alburquerque, quien estuvo sentado en la primera fila de los invitados especiales.

Al final del evento fue llamado a acompañar al presidente de la Suprema Corte, Jorge Subero Isa, a la entrega de placas de reconocimento a empleados del Poder Juidicial.

Periodistas de diferentes medios de comunicación fueron empujados por la seguridad del vicepresidente de la República mientras lo entrevistaban al salir de la Suprema.

La actitud de los escoltas hizo que varias grabadoras y micrófonos cayeran al piso, lo que provocó que Alburquerque apresurara el paso sin concluir sus respuestas a la prensa.